Alumnado del conservatorio profesional de Catarroja será el protagonista del Ciclo de Música de Cámara mañana sábado

Alumnado del conservatorio profesional de Catarroja será el protagonista del Ciclo de Música de Cámara mañana sábado

Los alumnos y alumnas del último curso del Conservatorio Profesional de Catarroja serán los protagonistas, mañana sábado, del ciclo de conciertos de música de cámara 2018 que se celebran en la parte superior del Museo Comarcal de L’Horta Sud, como viene siendo habitual en los últimos años. A las 18h, los educandos del Conservatorio Profesional de Música de Catarroja dirigidos por Isabel Manyes, Elena Birioutcheva y Juan Francisco Lara llenarán, una vez más, el aforo de la Andana. Se trata de un ciclo musical de cinco meses que durará hasta junio, coincidiendo con el final de curso. Más de 200 personas asistieron al ciclo del pasado año.

Entre las personas participantes están el cuarteto de cuerda formado por Teresa Amaya (violín), Jordi Mocholí Cuadrón (violín), Alexander Bosch (viola) y Núria Martín (violonchelo); un trío de dos clarinetes (Martina Barrios Gimeno y Mónica Juan Ferrer) y un piano (Lía Santamaría); el duo de violín y piano formado por Emma Jiménez Baigorri y Paula María Hernández; un trío de dos oboes (Miriam Salcedo y Mirella Alapont) y un piano (Daniel Andrés Santos) y el cuarteto de flautas (Alba Porras, Aída González, Blanca Serrano y Quiam Guo Más).

Las bandas de música son un elemento vertebrador de la sociedad valenciana. Prueba de ello son los más de 40.000 músicos que hay en la Comunidad. “Por eso, queremos que los profesionales que se forman en nuestra comarca tengan un escaparate en el Museo Comarcal” ha explicado el presidente de la Mancomunidad de l’Horta Sud, Carlos Fernández Bielsa. La Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) agrupa 547 sociedades musicales y sus respectivas escuelas de educandos, con 40.000 músicos, 60.000 alumnos y más de 200.000 socios. La Huerta Sur es un ejemplo del potencial musical valenciano.

De enero a junio, el público asistente podrá disfrutar con la calidad de los músicos que se forman en los conservatorios profesionales y las escuelas de música de la comarca. Cada una de las sesiones celebradas está dirigidas a vecinos de todas las edades en “La Andana”. Se trata de un espacio amplio y ventilado, situado en la parte superior del edificio, que servía fundamentalmente para guardar las cosechas (algarrobas, tabaco, grano …) que servían tanto para el autoabastecimiento como para la comercialización .