Educación, lucha y reivindicación en el Museu Comarcal de l’Horta Sud

Educación, lucha y reivindicación en el Museu Comarcal de l’Horta Sud

Retratos de niñas y niños en blanco y negro que transmiten la dureza de la vida. Las manos ajadas del duro trabajo en el campo. La lucha campesina por poseer tierras para poder cultivarlas… Estos son algunos de los ejes temáticos que puede encontrar el visitante en la exposición “Movimento Dos Sem Terra” emplazada en el Museu Comarcal de l’Horta Sud Josep Ferrís March hasta el dos de junio. La muestra puede visionarse en el horario del propio museo, mañana y tarde, de martes a sábado. La exposición es fruto del trabajo conjunto con el Museu de la Rajoleria de Paiporta, la concejalía de cultura del consistorio y la institución museística comarcal de l’Horta Sud. Las fotografías son donación de Pascual Serrano.

La lucha del Movimiento de los Trabajadores sin Tierra (MST) de Brasil es conocida en todo el mundo. El objetivo del MST no es sólo conseguir tierra para los campesinos, sino mucho más, como demuestra la experiencia de la Cooperativa Regional de Comercialización e Industrialización Dolcimar Luiz Brunetto, con emplazamiento en el municipio Río negrinho, el séptimo más rico del país debido, entre otros sectores, a la exportación de madera y papel. Esta cooperativa confirma que el MST participa en la regeneración medioambiental de Brasil y desarrolla una acertada política de comercialización de sus productos agrícolas.

El Museu Comarcal de l’Horta Sud Josep Ferris March es un centro de conservación, difusión, investigación y exposición del patrimonio cultural de la comarca, implicado en la dinamización social y cultural de su territorio, en base a aquellos elementos que históricamente han definido la personalidad de la comarca y constituyen sus señas de identidad. El museo se encuentra instalado en ca l’Estudiant de Boqueta, una antigua casa de labradores construida durante la primera década del siglo XX. La visita a la exposición permanente nos permite conocer las formas de vida de una familia de la comarca que, como era frecuente dentro del contexto de la sociedad preindustrial, en la mayoría de los casos obtenía sus recursos del trabajo de la tierra. La visita puede completarse con otras actividades que periódicamente ofrece el museo relacionadas con un conocimiento directo del territorio y de algunos aspectos más concretos que profundizan sobre los contenidos de la exposición permanente.